Semana Nacional de la Lactancia

La leche materna es de suma importancia, tanto así que se ha ganado el título de “alimento ideal” porque tiene la composición justa para las diferentes etapas de desarrollo del bebé, pero también tiene beneficios para su sistema inmunológico y su salud a largo plazo (como prevención de la diabetes, obesidad, infecciones del sistema respiratorio, enfermedades gastrointestinales y reduce el riesgo de muerte súbita del lactante.

 

Además la leche materna ayuda a desarrollar el cerebro del bebé, perfeccionando y madurando su sistema psicomotor, emocional y social.

 

Justo después de nacer el bebé, recibe las primeras gotitas de leche materna, que juegan un papel importante en su desarrollo y el de su sistema inmunológico. Esta leche de apariencia entre blancuzca y amarillenta se llama calostro y es rica en nutrimentos y anticuerpos que necesita.

 

 

 

La lactancia materna llena la necesidad del bebé de estar cerca de su mamá (es tan importante como su necesidad de comer) favorece el vínculo madre-hijo, logrando mutuo conocimiento y contacto más estrecho entre ambos.

 

Amamantar al bebé es sinónimo de salud para ambos, a la madre le ayuda a una pronta recuperación postparto, recuperación de peso anterior, reduce el riesgo de depresión, anemia, cáncer de seno, de ovarios, osteoporosis y enfermedades crónico degenerativas, como la diabetes, colesterol alto e hipertensión, entre otras.

 

COFEPRIS. (2015). La lactancia materna un beneficio que debes cuidar. 2018, de COFEPRIS Sitio web: http://www.cofepris.gob.mx/documents/lomasreciente/05082015.pdf