La innovación farmacéutica en los países de ingresos medianos

lab

 

A medida que leemos reportajes periodísticos sobre nuevas inversiones en China o el Brasil (y el cierre de centros de investigación en Europa), se hacen cada vez más patentes los cambios que están teniendo lugar en el panorama de la investigación y el desarrollo farmacéutico (I+D). Sin embargo, los factores que impulsan esos cambios, la importancia de la propiedad intelectual (P.I.) y las repercusiones en la política gubernamental siguen siendo objeto de discusión y debate. Con el fin de entender las dinámicas de la innovación en la industria farmacéutica, la Federación Internacional de la Industria del Medicamento (FIIM) pidió a la empresa de consultoría económica Charles River Associates (CRA) que analizara las condiciones que posibilitaban el florecimiento de la innovación farmacéutica y las posibles repercusiones en las políticas de innovación, prestando atención especialmente a algunos países de ingresos medianos.

Resulta aún más clara la tendencia a las actividades de innovación biofarmacéutica en los países de ingresos medianos si examinamos las etapas posteriores del proceso de I+D. Por ejemplo, la investigación clínica se lleva a cabo en numerosos lugares de países de ingresos medianos que acogen actualmente el 15% de la actividad de ensayos clínicos mundiales. China, la India, la Federación de Rusia y el Brasil contabilizan el mayor número de ensayos dentro de esos mercados.

Los factores que determinan la ubicación de los centros de innovación son complejos y difíciles de desentrañar. Está claro que a fin de desarrollar la actividad innovadora (especialmente la investigación preliminar) los gobiernos deben disponer de una política coherente a largo plazo que se ejecute eficazmente.

El proceso de innovación farmacéutica lleva tiempo, y a menudo son necesarios de 10 a 12 años para avanzar desde la fase de prueba de concepto a la comercialización a escala mundial. Como la inversión en investigación preliminar no constituye un proceso lineal, es difícil asignar plazos o costos claros a los productos patentados resultantes. Dado que no es posible predecir los plazos ni los costos importantes que conlleva la creación de nuevos centros de investigación, no es sorprendente el hecho de que raramente se tomen decisiones a ese respecto y que, cuando se efectúan, tengan una importancia estratégica. En el futuro, es probable que sea aún más difícil adoptar decisiones sobre nuevas inversiones, dada la tendencia constante a consolidar los centros de innovación

Es necesario seguir investigando

Aunque existe una amplia bibliografía sobre los factores determinantes de la innovación y las políticas de innovación en general, todavía hay vacíos considerable en los datos e investigaciones. Por ejemplo, es necesario seguir investigando para comprender mejor los factores que determinan los distintos tipos de inversión extranjera directa y la manera en que se relacionan con las características de un régimen establecido

 

Vía ambito.com