Industria farmacéutica, vanguardia de la innovación productiva

lab_2

 

La industria farmacéutica es hoy uno de los pilares de la innovación productiva del país y de la generación de puestos de trabajo calificado. En un contexto internacional complejo, de desaceleración del crecimiento económico y las inversiones, la industria farmacéutica local muestra un crecimiento constante desde el año 2003 y perspectivas de continuar por ese camino.

Este crecimiento se traduce, además, en la creación de puestos de trabajo de alta calificación, como lo demanda el sector. La industria farmacéutica da trabajo en forma directa a 28.000 personas, y a 100.000 en forma indirecta. Estos datos muestran la importancia que el sector tiene dentro de la economía nacional, siendo uno de los de mayor dinamismo, que experimenta un crecimiento sostenido desde el año 2003. Este crecimiento es posible gracias al trabajo constante de los laboratorios, que día tras día trabajan e invierten pensando en producir cada vez más, con mayor valor agregado para incrementar la calidad y el valor de sus exportaciones.

La expansión en la producción local de medicamentos tiene como uno de sus principales resultados permitir un mayor acceso por parte de la población a productos para el cuidado de la salud. La amplia oferta y variedad de opciones y marcas pone al servicio de los consumidores una gama de variantes para elegir de acuerdo con sus posibilidades y necesidades.

Esta colaboración entre el Estado y los privados es uno de los pilares y la clave para que el sector continúe creciendo. Un ejemplo de la importancia de esta alianza estratégica es el apoyo que laboratorios y empresas nacionales han tenido para presentarse recientemente en la Bio Internacional 2014, en San Diego, la convención más importante del mundo dedicada a la biotecnología. Allí, el Conicet actuó como facilitador para que distintos proyectos nacionales pudieran presentarse, encontrar financiación o generar oportunidades de negocios e inversión.